Arquitectura despeinada.

TERRITORIO

005_02_situacion-roldan

[HÁBITAT: ROLDÁN, MURCIA [37°48’00.7”N 1°00’17.1”W]

El centro cívico de Roldán (Murcia) es un edificio en planta baja de unos 850m², construido en 1980 en una parcela trapezoidal de la periferia del pueblo, que en los últimos años ha sufrido un abandono continuado y en la actualidad se encuentra, salvo contadas ocasiones, en desuso. Como en otros casos similares, el centro es ahora tan solo un lugar de paso, que la población utiliza en un momento dado y deja atrás, un espacio-comodín, fácilmente aprovechable cuando se necesita un lugar donde celebrar eventos, pero infrautilizado durante el resto del tiempo.

A PROPÓSITO DE LOS CENTROS CÍVICOS

El centro cívico de Roldán, al igual que muchos otros en la inmensa mayoría de los pueblos de España, surge en la década de los 80, en una época en la que la ciudad postindustrial está consolidándose, termina la dictadura y comienza la transición.  La llegada de la democracia y la aparición del Estado de Bienestar van a facilitar que los pueblos y ciudades se desarrollen y que aparezcan equipamientos con un carácter descentralizador y de participación, implantando servicios que fomenten la relación entre los municipios y la sociedad civil. Los centros cívicos se convierten en el instrumento más cercano del que disponen los ciudadanos para participar en la comunidad.

En la teoría, éstos tienen un carácter polivalente, público, y son la base del desarrollo comunitario, estimulando la participación ciudadana. Sin embargo, en la mayoría de los casos la puesta en práctica se aleja en gran medida de sus presupuestos teóricos.

Se considera que no han dejado al ciudadano una autonomía suficiente para elegir cómo y qué uso hacer del centro cívico, debido en muchos casos a que las directrices del ayuntamiento no concuerdan con lo que el ciudadano solicita. Esto ha provocado que muchos centros en todo el país, y en particular el de Roldán, hayan sufrido un abandono continuado en los últimos años, en los que se ha intentado una y otra vez recuperar y rellenar ese “espacio comodín” con diversos usos y funciones. Intentos que han sido, en su mayor parte, infructuosos.

Se hace evidente una clara instrumentalización por parte del usuario, que (en general) no desea una vinculación muy estrecha con el centro. Se limita a utilizarlo de forma puntual, fundamentalmente por el atractivo de ser asequible económicamente. En muchos casos no se ha conseguido introducir un sentido de pertenencia en la ciudad. El usuario medio no ha llegado a identificarse con el centro cívico. Éste tiene que formar parte de su vida, tiene que hacerse “suyo”. Esto nos hace reflexionar acerca del verdadero valor del concepto de “centro cívico”.

En el momento actual, en el que se tiende hacia una ciudad genérica y despersonalizada, junto con las demandas de la población, se hace necesario volver a humanizar la ciudad. Es clara la necesidad del hombre, como animal social, de buscar el espacio para relacionarse y para desarrollarse en su plenitud, siendo posible (¿quizás?) producir un resurgir de esta tipología “muerta”, que hará del equipamiento colectivo su máxima expresión.

005_03_axonometrica-murcia-01

EL CONDENSADOR SOCIAL

Nuestra propuesta pretende crear una versión mejorada de esta tipología. Una versión que, por medio de la flexibilidad, la permeabilidad y la multifuncionalidad, produzca una arquitectura viva, una arquitectura para las personas.

005_04_estado-actual

[ESTADO INTERIOR ACTUAL. ELEMENTOS A ELIMINAR]

005_04_estado-reformado

[UNA PROPUESTA LIMPIA Y SENCILLA. FLEXIBLE Y PERMEABLE]

 

Para conseguirlo, creemos que el punto de partida es promover la integración social y generacional en el pueblo, aportando la infraestructura suficiente para que todos los grupos sociales y los diferentes rangos de edad se hagan partícipes del centro, y que éste forme parte de sus vidas.

Proponemos reunir en el centro un amplio rango de pequeñas actividades productivas, culturales y de ocio que consigan atraer a todo el espectro generacional, aprovechamos al máximo los recursos disponibles, especialmente el espacio exterior de la parcela, en el que vemos un gran potencial por descubrir.

005_07_axo1

El edificio actuará como una caja de herramientas, como un contenedor abierto, cuyo valor se multiplica al abrirse. Una caja de herramientas sociales. Un concepto que ya exploramos anteriormente, en la rehabilitación de la fabrica de Clesa.

005_08_axo2

Quizás lo más llamativo de nuestra propuesta, y lo que hilvana todo el diálogo de nuestro proyecto, es la colonización del espacio exterior con una estructura-pérgola continua como base a otros nodos de actividades. Se trata, a grandes rasgos, de un esqueleto sencillo sobre el que organizar mil y una actividades, desde talleres de arte urbano, zonas de escalada, talleres de yoga hasta zonas de relax, incluyendo nodos de cultivo urbano y creando un microclima y un ambiente especial alrededor del centro, tamizando la luz, el viento y el ruido y proporcionando una atmósfera atractiva y acogedora.

005_09_axo3

EL VALOR AÑADIDO

Gran parte del potencial de nuestra propuesta es el hecho de que no es una propuesta definida en sí misma, sino que tiene más bien el carácter de un prototipo, de un campo de pruebas. Se trata de una infraestructura básica sobre la que, con el sistema de prueba y error, irá evolucionando un paisaje dinámico de actividades y usos. Si alguno no funciona, es rápidamente reemplazado por otra actividad con más demanda, que fácilmente se puede techar, destechar, acoplar, dividir, cerrar o abrir, ensamblar o desmontar.

005_06_vistas-interiores

ARQUITECTURA

Apostamos por una arquitectura sencilla, totalmente alejada de alardes estéticos. Una arquitectura para no-arquitectos, una arquitectura para la gente. Funcional y acogedora.

No queremos producir una arquitectura de revista, sino aquella que pasa desapercibida, el rincón de juegos que recuerdas de tu infancia, el patio de atrás de la casa de la abuela, esa placita ordinaria donde te tomas el café los domingos por la mañana, aquel banco donde te reunías con los amigos.

005_05_fachada

Una arquitectura que se use, que se desgaste, una arquitectura despreocupada, despeinada, como todos los pequeños placeres de la vida.

 

Equipo:  José Miguel Sánchez, Iván Samaniego.

Cliente:  Ayuntamiento de Torre Pacheco.

Estado: Concurso.

Junio 2017.